hagase-la-luz

Y entonces dijimos… ¡hágase la luz!

¡hágase la luz!Y entonces dijimos… ¡hágase la luz!

¿Cómo surgió Onyx ideas?

Ya nos hemos presentado y contado un poco sobre nuestro proyecto. Aún así, quizá muchos os preguntéis cómo llegamos a la creación de esta herramienta de innovación.

Para dar respuesta a esa pregunta, he aquí su historia:

Todo empezó en nuestro trabajo diario con las empresas. Comenzamos a detectar que en una amplia mayoría, a diario se perdían gran cantidad de buenas e interesantes ideas.

¿Cómo lo identificamos? os preguntaréis. Muy sencillo. Gracias a nuestra vigilancia tecnológica. Comenzamos a ser conscientes de que aquellos equipos y personas a los cuales se les ocurría alguna idea de mejora, (ya fuese de procesos, resultados, para los propios empleados, etc.), caía en saco roto. Los motivos por lo que esto ocurría eran bastante diversos. Por un lado, observamos que el empleado directamente no llegaba a plantear su idea a nadie. Por vergüenza, miedo, o falta de tiempo. De otro lado, podía darse la situación de que la comentase a algún compañero, pero tras transferir la información ahí se quedaba. Y en la menor cantidad de ocasiones, el trabajador se la planteaba a algún responsable de la empresa, el cual por temas de tiempo, del momento empleado o algún otro motivo no podía atender en detalle la sugerencia y esta terminaba por perderse.

Este pequeño descubrimiento nos hizo plantearnos la búsqueda de una solución. Éramos conscientes de que numerosas empresas disponían ya de un buzón de sugerencias. Pero en base a nuestro estudio constatamos que no resultaba efectivo. Suponía un gran gasto de papel y dificultaba la categorización de las sugerencias. Además requería dedicar tiempo a organizar y gestionar toda esa información. Todo ello terminaba por ser una de las últimas tareas a realizar que muchas veces quedaba en el olvido.

hagase-la-luz

Organizamos una reunión de equipo. Haciendo gala a la inteligencia colectiva (que más adelante se convirtió en la estrella de nuestra plataforma) terminamos el encuentro con un… ¡hágase la luz! Y…nació Onyx Ideas. Una herramienta para gestionar ideas, poder plantear retos e impulsar la innovación y crecimiento en la empresa.

Los días siguientes fueron una locura. Ideas, sugerencias, planteamientos diversos para la plataforma… Todos estábamos emocionados con el proyecto. Queríamos aportar alguna que otra sugerencia. Nuestro granito de arena. Cuando por fin conseguimos definir por completo el proyecto lo tuvimos claro: Onyx Ideas sería una plataforma sencilla, muy usable y fácil de gestionar. Una herramienta lo más intuitiva posible que cumpliese únicamente con su objetivo principal: recopilar ideas, permitir la creación de retos por parte de la dirección, hacer un seguimiento y localizar las mejores ideas a través de estadísticas y finalmente convertir en proyecto las mejores.

A día de hoy podemos ver cómo nuestra herramienta ha sido implantada en grandes empresas y ayuda a la comunicación y al desarrollo interno. Pero queremos seguir llegando a más y más organizaciones, porque estamos convencidos de que Onyx Ideas es la herramienta que dará un impulso a tu empresa.

La decisión está en tus manos, ¿te subes con nosotros al tren del crecimiento y la innovación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *